NUEVO GAZPACHO BIOSABOR

Aunque el veranos se haya acabado teóricamente, el calor sigue aquí y las ganas de refrescarnos, hidratarnos y nutrirnos también. Como además queremos que el gazpacho no entienda de modas ni de calendarios, os presentamos nuestro nuevo gazpacho fresco. Aquí te explicamos por qué es diferente y las 3 razones por las que no puedes dejar de probarlo:


1. ¿Qué tiene diferente el nuevo gazpacho fresco de Biosabor con respecto al resto de nuestros gazpachos y otros en el mercado? Pues bien, la principal diferencia está en el tratamiento de conservación. Después de mucho estudiar cual era la mejor opción para mantener al máximo las propiedades de nuestra materia prima ecológica, nuestros estudios concluyeron que utilizar calor como método de conservación aumenta la liberación de los compuestos nutritivos contenidos en el gazpacho como veremos a continuación. Después de años investigando en diferentes formulas que dieran con el gazpacho más nutritivo, descubrimos que la clave no estaba en la búsqueda de ingredientes ni de recetas, sino de técnicas de envasado y conservación ya que si se trata el producto de una manera inadecuada, por más superalimentos que sea, el producto final puede estar exento totalmente de nutrientes.
A la hora de elegir el tratamiento lo primero a tener en cuenta serán los nutrientes de los ingredientes a tratar pues, por ejemplo, no se comportarán igual los carotenos que la Vitamina C. Como vimos en este artículo,  la Vitamina C se pierde al aplicar calor pero en cambio el licopeno aumenta con este.
Como el licopeno es el nutriente principal del tomate y este tiene acción antioxidante, esta es la razón por la que todos nuestros análisis mostraban que al aplicar un tratamiento térmico al gazpacho aumentaba su capacidad antioxidante con respecto al recién hecho y a otras técnicas con las que comparamos como la alta presión o los pulsos eléctricos. Por esto optamos por un producto no pasteurizado calentado hasta 65º para asegurar un aumento de la capacidad antioxidante y una reducción de la carga microbiana.


2. Hemos elegido mantener el envase tetra prisma para no sumarnos a la psicosis del plástico que ya está pasando una cara factura medioambiental. Aunque cada vez usamos mas envases de plástico, cada vez somo más conscientes de que ellos destruirán el planeta si no hacemos algo urgente para impedirlo. Ya son varios los supermercados que han retirado las bolsas de plástico y que se han comprometido a ir eliminando el plástico completamente de sus instalaciones. También hay movimientos que invitan a hacer retos de varios días sin plástico o dar pautas para ir reduciendo su uso como las de lessplastic.co.uk.


3. Potenciamos el sabor de nuestro gazpacho con pimiento rojo sweet Palermo. Este pimiento no es un pimiento cualquiera, está especialmente concebido para su consumo en crudo pues tiene una carne fina y sabor muy dulce, además de un contenido en vitamina C cuatro veces superior al de una naranja y superior sin duda a cualquier fruta y verdura de las habituales en nuestra dieta. El pimiento rojo sweet Palermo tiene 190 mg de vitamina C en 100 gr de producto, si miramos esta tabla que compartimos en otra ocasión podremos ver como esta cantidad es muy superior a la del resto de frutas y verduras.

Generalmente los gazpachos convencionales se elaboran con pimiento verde pero hemos podido comprobar como este deja un ligero amargor que con el rojo no ocurre, además de conferir un color rojo más intenso de manera natural sin necesidad de añadir colorantes artificiales.

Por estas tres razones y porque mantenemos el sabor de nuestro gazpacho tradicional que tanto gusta, te invitamos a probar esta nueva ensalada liquida lista para beber.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *