El gazpacho ecológico Biosabor incrementa su poder antioxidante un 24% después de la digestión

La nutrición está de moda. Cada día encontramos con información nueva, recomendaciones nutricionales diferentes, alarmas respecto a diferentes alimentos y así los consumidores cada vez más se preguntan que comer.

Desde que en Biosabor decidimos abrir una línea de I+D+i en Nutrición y Salud para los productos de V gama, todas las actividades realizadas en esta dirección se pretende tengan como objetivo tanto dar información fundamentada a los consumidores así como erradicar mitos y panaceas alimentarias.

Ensayos previos en el laboratorio de La estación experimental Las Palmerillas, Cajamar
Ensayos previos en el laboratorio de La estación experimental Las Palmerillas, Cajamar

A la hora de decidir cómo de  sano es un alimento, es muy importante determinar el contenido en nutrientes y cuantificar cuántas sustancias con efectos saludables sobre la salud tiene. En este sentido realizamos diversos análisis internos en el laboratorio de la Estación Experimental de Cajamar ‘Las Palmerillas’ para cuantificar ciertos nutrientes de los diferentes productos de V gama Biosabor y otras marcas de gazpachos y zumos populares. Los ensayos, llevados a cabo en colaboración con el Área de alimentación y salud, mostraron que los productos Biosabor, en particular gazpachos zumo de tomate y granada y zumo de cherry, tenían un perfil competente en polifenoles entre ellos y en comparación con las otras marcas populares del mercado analizadas, donde ninguna de las otras superó el contenido en estas sustancias popularmente conocidas por su poder antioxidante. Lo anterior se debería a la calidad de los tomates utilizados en su elaboración, el bajo porcentaje de agua del producto y alto en vegetales y el ser ecológico, aunque se verificará en los próximos estudios.

 

Digestor Dinámico in Vitro
Digestor Dinámico in Vitro

Actualmente, las investigaciones más relevantes en la industria alimentaria y nutracéutica, se están centrando en la absorción de los nutrientes contenidos en los alimentos, ya que por más cantidad que estos tengan, si no son absorbidos por el organismo no tendrán efectos sobre la salud. Por esto la siguiente fase en nuestra investigación fue determinar cuánto de beneficiosos son los productos una vez digeridos. Para esto contamos con el centro tecnológico AINIA de Valencia que cuentan con un “modelo de digestión in vitro” capaz de reproducir las condiciones naturales del tracto gastrointestinal humano (estómago e intestino delgado). Este modelo permite conocer qué cantidad de compuestos bioactivos presentes en el alimento en cuestión puede ser potencialmente absorbida por el sistema digestivo (bioaccesibilidad) y cuáles  son realmente absorbidos y metabolizadas por el organismo, llegando al plasma sanguíneo y produciendo en él el efecto buscado (biodisponibilidad).

 

 

En este estudio sometimos a digestión el zumo de tomate y granada y el gazpacho tradicional, para determinar la cantidad de polifenoles que se absorben y la capacidad antioxidante antes y después de la digestión. Los resultados mostraron que:

 

Capacidad Antioxidante

Estos resultado indican que si la capacidad antioxidante del gazpacho aumenta más que la del zumo de tomate y granada, que tienen más polifenoles, seguramente se deba, entre otras cuestiones, al contenido en aceite de oliva que favorece la absorción de nutrientes como el licopeno de gran actividad antioxidante. Esta información ha sido de gran utilidad para decidir seguir por la línea de los gazpachos como alimentos funcionales naturales, pues en definitiva no queremos productos con gran capacidad antioxidante dentro de un envase sino en el interior del cuerpo humano para que pueda ejercer sus acciones beneficiosas sobre la salud. Nuestros siguientes pasos van encaminados a determinar cómo repercute esta capacidad antioxidante en la prevención de ciertas enfermedades.

Solicitar estudio completo aquí