gazpacho

Especialistas en alimentación infantil

Especialistas en alimentación infantil

En Biosabor somo conscientes de que la alimentación infantil debe ser un objetivo prioritario para toda empresa relacionada con los alimentos que llegan a los niños. Bien a través de los supermercados o de comedores escolares.
Y es que la obesidad tanto en niños como en adultos es un problema mundial del cual todos somos o debemos hacernos responsables. Para que nos hagamos una idea de la dimensión del problema, señalaremos que en 2016 41 millón de niños por debajo de 5 años tenían sobrepeso u obesidad. En niños y adolescentes entre 5 y 19 años, por encima de 340 millones tenían sobrepeso u obesidad.

¿Cómo aportamos nuestro granito de arena ante esta situación?

Creando productos cuyas características contribuyan de manera positiva a la salud de la población y evitando todo tipo de ingredientes potencialmente perjudiciales. Por eso nuestros productos:

  • No contienen azúcares añadidos, el tomate frito contiene sirope de agave.
  • Utilizamos aceite de oliva virgen extra, considerada una grasa saludable.
  • No contienen grasas saturadas.
  • Son bajos en calorías
  • Todos nuestros productos contribuyen a aumentar el consumo de frutas y verduras.
  • Todos nuestros productos son a base de frutas y verduras no procedentes de concentrados y orgánicas.
  • Hemos diseñado productos de alto valor nutritivo.
  • No utilizamos conservantes, colorantes ni aditivos.

¿Cuáles son estos productos?

GAZPACHO

  • Elevada capacidad antioxidante demostrada. Un estudio de biodisponibilidad realizado (y detallado aquí) demostró que los ingredientes del gazpacho en su conjunto se absorben mejor tras la pasteurización.
  • Contiene un 90 % de hortalizas. Un vaso de 250 ml supone una de tus 5 porciones de fruta y verdura al día recomendadas.
  • Un vaso de 250 ml tiene 142,5 kcal, siendo el 72% procedentes de aceite de oliva virgen extra. Estudios demuestran que el consumo de aceite de oliva como parte de una dieta mediterránea no contribuye a la obesidad y previene enfermedades cardiovasculares (*)

* Estruch R, Ros E, Salas-Salvadó J,et al. PREDIMED Study Investigators. Primary Prevention of Cardiovascular Disease with a Mediterranean Diet Supplemented with Extra-Virgin Olive Oil or Nuts. N Engl J Med. 2018 Jun 21;378(25):e34

TOMATE FRITO

La mayoría de tomates fritos en el mercado utilizan azúcar refinado para reducir la acidez del tomate. Nosotros utilizamos sirope de agave cuyas cualidades son:

  • Es el doble de dulce que azúcar por lo que podemos utilizar la mitad de la cantidad
  • Tiene el índice glucémico más bajo que otros endulzantes como el azúcar o la miel.
El sirope de agave se extrae de las hojas del agave

ZUMO DE TOMATE CON GRANADA

Este original y exclusivo zumo es un elixir nutritivo. Nuestros análisis muestran que es rico en antioxidantes y polifenoles, más que otros zumos similares que se anuncian como ricos en antioxidantes.

Tabla 1. Polifenoles totales contenidos en el zumo de tomate con granada comparado con otras marcas comerciales. Análisis realizado en la estación experimental Las Palmerillas, Almería.

ZUMO DE TOMATE CHERRY

Zumo bajo en calorías con menos azucares totales (naturalmente presentes en este caso) que otros zumos de frutas.

¿Sabías que los azúcares naturalmente presentes contenidos en zumos procesados podrían ser tan malos para tu salud como los azúcares refinados añadidos? Ya lo hemos visto en alguna ocasión donde comparábamos gazpachos con zumos verdes. En el proceso industrial el zumo necesita ser filtrado, en este proceso la fibra se separa de los azucares volviéndose estos libres (sobre todo si se quita la fibra) y causando picos de glucosa en sangre que podrían derivar en obesidad a la larga.
El tomate es naturalmente bajo en azúcares de manera que cuando el proceso industrial ocurre incluso los azúcares que se liberan son pocos.
Además, el tomate cherry concentra más licopeno, un potente antioxidante abundante en el tomate.

Estas es una selección de las mejores opciones para que los más pequeños puedan consumir frutas y verduras donde antes consumirían un snack o zumo poco saludable. Con esto no queremos que se sustituya el consumo de fruta y verdura fresca sino que lo sumemos a este y sobre todo desplace a alimentos insanos que se suelen tomar en meriendas y como bebida durante la comida. Cualquiera de estas opciones es fantástica para toda la familia pues en Biosabor creemos que lo que es bueno para ti es bueno para ellos y viceversa.

En qué consiste nutriscore y cómo interpretarlo adecuadamente

En qué consiste nutriscore y cómo interpretarlo adecuadamente

El sistema de etiquetado frontal de calidad nutricional Nutriscore, se presentó el 12 de noviembre de 2018 con intención de implantarse de forma obligatoria en España en un año.
Desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, se apostó por implantar este modelo, con el objetivo de luchar contra la obesidad de población, de manera que la ciudadanía pueda comparar con otros productos semejantes de forma sencilla y tomar una decisión informada y motivada para seguir una dieta más saludable.

Desde esa fecha, al nuevo “semáforo”, le han salido muchos amigos y enemigos ya que por un lado “desnuda” a muchos alimentos enmascarados de saludables pero por otro puede ocurrir lo contrario. Veamos como utilizarlo en beneficio de nuestra salud:

¿Qué es Nutriscore?

El código Nutriscore consiste en un gráfico con coloración gradual del verde al rojo en cinco niveles al estilo de un semáforo. Cada producto destacará el color que le corresponda en función de su contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas. Los colores verdes identificarán los alimentos más saludables y los rojos, los de menor calidad nutricional.

Está basado en un algoritmo que calcula los nutrientes desfavorables del producto y los favorables. Ese algoritmo es universal para todos los productos alimenticios con adaptaciones para bebidas, materias grasas y quesos. Las letras y colores se asignan de forma gradual, el algoritmo atribuye puntos a los productos en función de la composición nutricional por cada 100 gramos. De la A a la E y del verde al rojo, clasifica los alimentos comparándolos entre ellos, permitiendo al consumidor distinguir qué productos tiene mejor calidad nutricional y también entre marcas distintas.Es importante destacar que Nutriscore es un sistema de etiquetado para alimentos procesados, no es aplicable a frescos ni a aditivos, edulcorantes, especias, sal, hierbas, etc. Tampoco a huevos, leche o aceite de oliva pues los productos con un solo ingrediente no tienen necesidad de incorporar el semáforo.

 

¿Qué le distingue de otros modelos de etiquetado?

Principalmente que mientras otros centran su análisis en cuatro o cinco nutrientes, NutriScore hace alusión tanto a los nutrientes beneficiosos para la salud que contiene el producto (fibra, proteína, cantidad de fruta, verdura, frutos secos y legumbres), como a aquellos cuya ingesta se recomienda reducir (calorías, azúcares simples, grasas saturadas y sal) y el hecho de que el etiquetado obligatoriamente ocupa una posición frontal.

¿Cómo se hacen los cálculos?

El sistema distribuye puntos en función de la composición nutricional por cada 100 g de producto como veíamos antes, en función de elementos considerados favorables y desfavorables:
Favorables: puntos C en verde son proteína, fibra, porcentaje de fruta, verdura, leguminosas y frutos secos.
Desfavorables: puntos A en rojo con calorías, azucares simples, ácidos grasos saturados y sodio.

 

Se puede observar que los limites para bebidas son diferentes y habrá que tener en cuenta qué es considerado bebida y qué no, por ejemplo, el gazpacho es puntuado como alimento y no bebida. Así lo muestra la pagina web de Open Food Facts que recoge una gran cantidad de productos ya categorizados en base a Nutriscore y donde vemos que el Gazpacho fresh Biosabor obtendría la puntuación A. Pero no todos los gazpachos obtiene la misma.

¿En base a que el gazpacho obtiene esta puntuación?

 

Os mostramos sobre el listado de ingredientes y etiqueta nutricional en rojo lo que puntúa como negativo y en verde como positivo para que podáis verificar el cálculo y comprobarlo vosotros mismos. Así podréis valorar cualquier alimento con solo ver la lista de ingredientes (muy importante porcentaje de fruta y verdura) y la etiqueta nutricional, como ya vimos en este otro artículo.

 

Una vez sabido esto, será importante hacer un uso inteligente de la información pues no todo en nutrición es una cuestión cuantitativa, la calidad por ejemplo no se mide en Nutriscore ni tiene en cuenta cuestiones de sostenibilidad, ecológico, edulcorantes o aditivos. Esto tenemos que tenerlo muy en cuenta as la hora de hacer nuestras elecciones porque tal vez el sistema de algoritmos Nutriscore puede dar una puntuación de B a una Coca cola zero por el mero hecho de no tener azúcares ni grasa saturada ni sal, pero esto no lo hace un alimentos saludable ni muchísimo menos pues como ya hemos visto en este otro artículo los edulcorantes tienen un efecto similar en el organismo que el azúcar. En este sentido, se advierte de hacer uso del sentido común y siempre leer los ingredientes que es la información más fiable y clara que hay en un alimento envasado.

En Biosabor os animamos a que leáis nuestros ingredientes y si nutricionalmente os convence, a probar nuestro sabor que definitivamente os terminará de convencer.

 

¿Por qué seguimos consumiendo bebidas light o zero?

¿Por qué seguimos consumiendo bebidas light o zero?

Aunque un reciente estudio haya demostrado que las bebidas light edulcoradas pueden aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, entre otras, ya sabemos desde hace tiempo que tanto azúcares como edulcorantes son serios enemigos de nuestra salud. Aun así seguimos consumiendo despreocupadamente bebidas azucaradas y edulcoradas lo cual resulta paradójico en una era de gran preocupación por la salud y por el culto al cuerpo.

EL ESTUDIO 

El estudio recientemente publicado por la American Heart Association (AHA Journal) dice que “beber dos o más bebidas endulzadas artificialmente al día está relacionado con un mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares causados ​​por coágulos, así como con ataques cardíacos y muerte prematura en mujeres estadounidenses de más de 50 años”. Estas conclusiones podrían permitir a algún oportunista pensar que tanto hombres como mujeres menores de 50 como cualquiera que tome menos de 2 bebidas de este tipo al día, no se den por aludidos pero no podemos olvidar que cuando el río suena agua lleva y que este estudio no es la única lanza que apunta a los aspectos negativos de este tipo de bebidas.

EL AZÚCAR

Cuando saltaron las alarmas con respecto a los peligros del azúcar para la salud, los edulcorantes vieron su oportunidad y se proclamaron como sustitutos con la esperanza de reducir los daños que el azúcar causaba. Por suerte o por desgracia, otro reciente estudio ha podido demostrar que el consumo de edulcorantes no aporta ningún beneficio para la salud. La revisión publicada por el British Medical Journal pudo comprobar como no había diferencias en perdida de peso ni niveles de glucosa en sangre entre participantes que consumían azúcar o los que elegían edulcorantes.

Ya hemos comentado en otros artículos como el consumo en general de productos edulcorados, bien refrescos, zumos o yogures pueden incluso perjudicar al peso pues genera una falsa sensación de saciedad y al poco tiempo aparece un hambre mayor. Esto no ocurre con un yogur natural entero por ejemplo cuyo contendido en grasa hace que sea más saciante y se reduzca la ansiedad por la siguiente comida.

EL GAZPACHO

Lo mismo ocurre con snacks vegetales como el gazpacho donde el contendido en aceite de oliva aumenta la sensación de saciedad durante más tiempo. El gazpacho además es una bebida refrescante, pero además muy nutritiva y es que no todo en la vida son las calorías. Si queremos perder peso y solo nos preocupamos de contar calorías y no de obtener saciedad y nutrientes, el objetivo no se conseguirá, seguro no a largo plazo.

Una parte muy importante a la hora de involucrarte activamente con tu salud es mirar las etiquetas, sabiendo interpretar las listas de ingredientes y etiqueta nutricional podemos hacer una buena elección, siendo casi más importante lo primero que lo segundo.

Veamos algunas listas de ingredientes de bebidas habituales cuyo consumo no se considera saludable.

Etiquetas de productos con edulcorantes sacadas de la web de cada marca

LOS EDULCORANTES

Otra consecuencia negativa de los edulcorantes que está en estudio, es el daño que pueden provocar a la flora intestinal, induciendo disbiosis (desequilibrio), que está cada vez más relacionado con multitud de enfermedades (trastornos metabólicos, enfermedades crónicas, enfermedades autoinmunes, alteraciones gastrointestinales, enfermedades neurodegenerativas, etc). Así lo afirma este interesante post sobre edulcorantes de Norte Salud y recoge sus conclusiones en este ilustrador esquema donde vemos que, elijamos azucarado, edulcorado, light o zero la sensación dulce en el cerebro es la misma y la repercusión sobre la obesidad igual de negativa.

https://nortesalud.com/sin-azucar-no-es-igual-a-saludable/

La estrategia clara es reducir los alimentos artificialmente dulces y no sustituir unos por otros.

En Biosabor tenemos la certeza de que las bebidas naturales de verduras puedes suponer una buena alternativa a este tipo de bebidas pues si nos fijamos en la lista de ingredientes de un gazpacho podemos sacar las conclusiones nosotros mismos.

Listado de ingredientes y tabla nutricional Gazpacho Biosabor

Entrevista al Departamento de I+D+i para Almeria en Verde

Entrevista al Departamento de I+D+i para Almeria en Verde

Decir que las frutas y hortalizas son saludables es un argumento flojo, hay que demostrarlo científicamente

En octubre de 2018 la revista de Coexphal, Almería en Verde nos hizo una fantástica entrevista con motivo de las publicaciones científicas de nuestro primer estudio en humanos:

-¿Cómo surgió la idea de realizar este ensayo clínico?

Desde que en 2015 creamos el Departamento tuvimos claro que si queríamos adentrarnos en el mundo de la salud debíamos hacerlo de la mano de la ciencia, así como lo hace la industria farmacéutica o grandes de la alimentación. A día de hoy decir que las frutas y verduras son saludables es un argumento flojo, además hay que demostrarlo y de ahí el realizar ensayos clínicos pues es la única manera de evaluar si algo funciona de verdad.
Un paso previo fue asegurarnos de que nuestros productos fueran realmente nutritivos. Cual fue nuestra sorpresa al analizar otros gazpachos del mercado descubrimos que nuestros gazpachos daban cantidades muy superiores en capacidad antioxidante y polifenoles totales.

– ¿Qué se quería demostrar con este análisis?

Demostrar que un alimento es nutritivo no es suficiente puesto que una cosa es que un nutriente esté en el alimento y otra que dicho nutrientes sea capaz de llegar al cuerpo humano y en cantidad suficiente para ejercer su acción.
Conscientes de ello hicimos estudios previos con un digestor dinámico in vitro para ver como se comportaban “nuestros nutrientes”. Este estudio realizado en AINIA nos enseñó mucho acerca de la importancia del proceso de conservación elegido y la mezcla de los ingredientes.
Con este conocimiento adquirido y los resultados, ya estábamos preparados para dar el salto a los ensayos clínicos. Ismael San Mauro, director de la clínica Cinusa (Centro de Investigación, Nutrición y Salud de Madrid), se interesó por nuestro trabajo tras asistir a la charla que impartimos en las Jomadas de Nutrición práctica de Madrid en 2016 (donde nuestro gazpacho de invierno recibió el premio Nutrigold) y a raíz de ahí empezamos a diseñar el estudio.

– ¿Cuáles han sido los resultados obtenidos?

El estudio consistió en establecer sinergias entre estrategias nutricionales que sabemos han dado buenos resultados para optimizar los resultados. Para ello, se diseñó un protocolo nutricional que combinase el poder nutritivo de nuestros productos con una restricción calórica temporal y controlada (semi-ayuno) cuya eficacia ha sido ampliamente demostrada científicamente no solo en obesidad sino en longevidad y algunas enfermedades. Esto se comparó con una dieta mediterránea hipocalórica estándar y se midieron valores de composición corporal, parámetros inflamatorios, lípidos sanguíneos y metabolismo de hidratos de carbono en 44 personas con sobrepeso II (IMC>27) y obesidad (IMC>30).
Los resultados mostraron como el grupo al que le dimos nuestros productos (con el semi-ayuno) disminuyó significativamente el peso total, concretamente en un 5% en comparación con el grupo de dieta mediterránea que perdió un 3%. Los valores más impactantes fueron la reducción del colesterol total, un 16% de LDL (popularmente conocido como colesterol “malo”) en el grupo de nuestros productos y 8% en el de dieta mediterránea. Otra cuestión importante a resaltar es que el grupo que recibió nuestros productos con esta nueva estrategia nutricional tuvo una mayor satisfacción, motivación, sensación de bienestar y grado de adherencia a la dieta que el grupo de dieta mediterránea tradicional.

– ¿Qué es necesario para que una revista científica publique un ensayo?

Es muy importante tener un buen diseño del estudio para obtener resultados que merezcan ser publicados. Otro aspecto clave es el comité de ética, este es un organismo formado por un grupo de investigadores de distintas disciplinas, miembros de la comunidad, y miembros externos, con el objetivo de garantizar el bienestar y los derechos de los sujetos humanos participantes en los proyectos de investigación. Es estrictamente necesario pasar este comité antes de realizar cualquier ensayo clínico, lo cual no te asegura que vaya a ser publicado, pero sí que esté bien planteado.
Posteriormente es importante el cómo se procesen todos los datos una vez finalizado, para ello el equipo investigador debe constar de expertos en análisis de datos, estadística, redacción, traducción al inglés y una serie de aspecto que no se ven pero que hacen que las revistas científicas a las que mandas los trabajos te acepten o no su publicación. Los resultados, a este nivel son casi lo de menos pues en ciencia no hay resultados buenos o malos sino obtención de información que te permita ir avanzando hasta que casi por casualidad te topes con un hallazgo.

– Con la información obtenida por Biosabor, a partir de este estudio, ¿Cuáles serán los siguientes pasos?

En este nuevo estudio queremos triplicar el número de pacientes y plantear objetivos más concretos. Es un proyecto apasionante donde abarcamos todo el proceso, desde el desarrollo de productos pensados expresamente para el estudio hasta su prueba en humanos, diseñado por nuestro departamento de Nutrición y salud y dirigido por médicos e investigadores muy buenos.
Queremos que nuestra estrategia de desarrollo de productos se centre más en la personalización y la evidencia científica.

En octubre también participa en el II Congreso Nacional de Alimentación, Nutrición y Dietética, ¿una oportunidad más para dar a conocer las virtudes de la producción ecológica de Biosabor?

No exactamente, a este congreso nos han invitado por la estrategia nutricional que utilizamos en el estudio con Cinusa, ya que ha demostrado ser efectiva en obesidad, mesa redonda dentro de la que se desarrollará mi ponencia.
El producir ecológico es sin duda una ventaja competitiva pero cada vez son más los que se suman a esta tendencia y pronto dejará de ser un elemento diferenciador por sí solo, entonces lo serán las acciones, las actividades innovadoras que aporten valor a la sociedad o la capacidad de ser sostenible como filosofía y no como estrategia de marketing.
Por eso, que te publiquen un estudio en una revista internacional o que te llamen para dar una charla en un congreso nacional supone un refuerzo y motivación para seguir con nuestro compromiso con la salud de los consumidores y con la ciencia.

RESULTADOS:
-Reducción del colesterol LDL en un 16 %.
-Pérdida de peso de un 5 %.
-Elevado grado de motivación, satisfacción y sensación de bienestar.

Fuente: https://coexphal.wordpress.com/2018/10/31/decir-que-las-frutas-y-hortalizas-son-saludables-es-un-argumento-flojo-hay-que-demostrarlo-cientificamente/

 

NUEVO GAZPACHO BIOSABOR

NUEVO GAZPACHO BIOSABOR

Aunque el veranos se haya acabado teóricamente, el calor sigue aquí y las ganas de refrescarnos, hidratarnos y nutrirnos también. Como además queremos que el gazpacho no entienda de modas ni de calendarios, os presentamos nuestro nuevo gazpacho fresco. Aquí te explicamos por qué es diferente y las 3 razones por las que no puedes dejar de probarlo:


1. ¿Qué tiene diferente el nuevo gazpacho fresco de Biosabor con respecto al resto de nuestros gazpachos y otros en el mercado? Pues bien, la principal diferencia está en el tratamiento de conservación. Después de mucho estudiar cual era la mejor opción para mantener al máximo las propiedades de nuestra materia prima ecológica, nuestros estudios concluyeron que utilizar calor como método de conservación aumenta la liberación de los compuestos nutritivos contenidos en el gazpacho como veremos a continuación. Después de años investigando en diferentes formulas que dieran con el gazpacho más nutritivo, descubrimos que la clave no estaba en la búsqueda de ingredientes ni de recetas, sino de técnicas de envasado y conservación ya que si se trata el producto de una manera inadecuada, por más superalimentos que sea, el producto final puede estar exento totalmente de nutrientes.
A la hora de elegir el tratamiento lo primero a tener en cuenta serán los nutrientes de los ingredientes a tratar pues, por ejemplo, no se comportarán igual los carotenos que la Vitamina C. Como vimos en este artículo,  la Vitamina C se pierde al aplicar calor pero en cambio el licopeno aumenta con este.
Como el licopeno es el nutriente principal del tomate y este tiene acción antioxidante, esta es la razón por la que todos nuestros análisis mostraban que al aplicar un tratamiento térmico al gazpacho aumentaba su capacidad antioxidante con respecto al recién hecho y a otras técnicas con las que comparamos como la alta presión o los pulsos eléctricos. Por esto optamos por un producto no pasteurizado calentado hasta 65º para asegurar un aumento de la capacidad antioxidante y una reducción de la carga microbiana.


2. Hemos elegido mantener el envase tetra prisma para no sumarnos a la psicosis del plástico que ya está pasando una cara factura medioambiental. Aunque cada vez usamos mas envases de plástico, cada vez somo más conscientes de que ellos destruirán el planeta si no hacemos algo urgente para impedirlo. Ya son varios los supermercados que han retirado las bolsas de plástico y que se han comprometido a ir eliminando el plástico completamente de sus instalaciones. También hay movimientos que invitan a hacer retos de varios días sin plástico o dar pautas para ir reduciendo su uso como las de lessplastic.co.uk.


3. Potenciamos el sabor de nuestro gazpacho con pimiento rojo sweet Palermo. Este pimiento no es un pimiento cualquiera, está especialmente concebido para su consumo en crudo pues tiene una carne fina y sabor muy dulce, además de un contenido en vitamina C cuatro veces superior al de una naranja y superior sin duda a cualquier fruta y verdura de las habituales en nuestra dieta. El pimiento rojo sweet Palermo tiene 190 mg de vitamina C en 100 gr de producto, si miramos esta tabla que compartimos en otra ocasión podremos ver como esta cantidad es muy superior a la del resto de frutas y verduras.

Generalmente los gazpachos convencionales se elaboran con pimiento verde pero hemos podido comprobar como este deja un ligero amargor que con el rojo no ocurre, además de conferir un color rojo más intenso de manera natural sin necesidad de añadir colorantes artificiales.

Por estas tres razones y porque mantenemos el sabor de nuestro gazpacho tradicional que tanto gusta, te invitamos a probar esta nueva ensalada liquida lista para beber.

 

Biosabor lidera un estudio que incluye productos ecológicos en una novedosa estrategia nutricional

Biosabor lidera un estudio que incluye productos ecológicos en una novedosa estrategia nutricional

¿Conoces el ayuno?

¿Quieres saber por qué en Biosabor nos hemos interesado en el?

Ahora que estrenamos publicación científica queremos compartir con nuestros lectores el conocimiento generado.


El ayuno es una práctica milenaria que existe así en la historia como en la naturaleza desde los comienzos de la humanidad.

Los pingüinos ayunan hasta 60 días que dura su viaje a por comida, Pitágoras hacia ayunar a sus discípulos 40 días antes de transmitirles enseñanzas, Gandhi utilizaba el ayuno como herramienta política e Hipócrates, padre de la medicina consideraba que los alimentos en la enfermedad debilitan. Estos son solo algunos ejemplos de como esta práctica que de primeras puede parecer impensable era y es utilizada en el mundo.

Los pingüinos ayunan hasta 60 días

Hoy día son numerosos los investigadores que estudian los aspectos saludables del ayuno y sus modalidades y los centros donde uno puede retirarse a ayunar bajo supervisión médica. Como ayunar varios días no está al acceso de todos, cada vez surgen más variantes del ayuno que persiguen obtener sus beneficios sin que suponga un gran sacrificio. En los últimos años estamos viendo una gran proliferación de estas modalidades, destacando a día de hoy la restricción calórica, dietas imitadoras de ayuno (FMD’s) y ayuno intermitente. 

 Las aplicaciones son extensas siendo las más destacadas el manejo de la obesidad, hipertensión, diabetes II, enfermedades inflamatorias y junto al tratamiento contra el cáncer, solo y exclusivamente bajo supervisión médica. Las investigaciones más destacadas están ocurriendo principalmente en Los Ángeles y Alemania aunque recientemente España también está mostrando interés.

Como no podría ser de otra manera, en Biosabor siempre buscamos maneras de crecer y de sumarnos a las tendencias que más prometen, es por esto que hemos desarrollado en nuestro Departamento de I+D+i en Nutrición y salud, un protocolo de semi ayuno donde se restringen las calorías pero se aumentan los nutrientes. De esta manera se permite obtener un doble beneficio, el que supone una restricción calórica controlada y el de los de nutrientes contenidos en frutas, verduras y nuestro gazpacho ecológico.

Preparados con gazpacho ecológico Biosabor

Ahora el plan es probar la eficacia terapéutica de este protocolo en diferentes grupos de población. El primer estudio clínico lo hemos llevado a cabo en Centro de investigación en nutrición, CINUSA de Madrid en 2017.

Se monitorizaron durante 6 semanas los niveles de marcadores bioquímicos en 44 personas con sobrepeso II (IMC>27) y obesidad (IMC>30), de edades comprendidas entre 30 y 65 años. El estudio constó de dos grupos: uno siguió una dieta mediterránea hipocalórica estándar y en el otro la misma dieta mediterránea, pero introduciendo un semi-ayuno durante 5 días. Durante estos 5 días los participantes consumieron una cantidad controlada en calorías y nutrientes de frutas, verduras y gazpachos ecológicos Biosabor, diseñado por la responsable de nuestro Departamento de I+D+i Nutrición y Salud. Finalmente se midieron en ambos grupos parámetros inflamatorios, lípidos sanguíneos y metabolismo de hidratos de carbono.

Preparamos cajas para los participantes

Los resultados mostraron como ambos grupos disminuyeron significativamente el peso total, concretamente en un 5% el grupo de semi ayuno y 3% el de dieta mediterránea. También se redujo el colesterol total, los niveles de LDL disminuyeron en un 16% en el grupo de semi ayuno y 8% en el de dieta mediterránea. Esto demuestra que la estrategia introducida con esta modalidad de ayuno es segura y efectiva. Otra cuestión importante a resaltar es que el grupo de semi-ayuno tuvo una mayor satisfacción, motivación, sensación de bienestar y grado de adherencia a la dieta. 

Sus resultados se publicaron el pasado 28 de mayo en el International Journal of Recent Scientific Research (ver artículo completo aquí), lo que nos otorga seguridad en nuestro camino en investigación y una clara diferenciación. En Biosabor siempre nos hemos proclamado como empresa comprometida con la ciencia y que basamos el desarrollo de nuestros productos en evidencias científicas probadas, pues entendemos que es la única manera de ofrecer garantías y confianza a nuestros consumidores.

Estos resultados nos motivan y refuerzan la necesidad de seguir estudiando estrategias que fusionen ayuno en alguna de sus formas con nuestros productos ya no solo en obesidad sino otras patologías donde también los efectos del ayunos ha mostrado beneficios como veíamos anteriormente.

Queremos dejar claro que son estudios preliminares y que en ningún caso aconsejamos ponerlo en marcha por vuestra cuenta. Cualquier duda podéis escribirnos en nuestro apartado “Consultas”.

 

 

 

Presente y futuro de la alimentación según Alimentaria 2018

Presente y futuro de la alimentación según Alimentaria 2018

La pasada semana, del 16 al 19 de abril, tubo lugar la feria Alimentaria 2018, un encuentro para el sector de alimentos y bebidas imprescindible donde se encuentran la alimentación, gastronomía y equipamiento hostelero.  En los 8 pabellones que conformaban esta feria participaron cerca de 4500 expositores, una cuarta parte de los cuales procede de fuera de España.

Esto permitió que tanto visitantes como expositores pudieran saborear las últimas tendencias, tanto aquello que estamos viendo actualmente en los mercados y restaurantes, como las que está por venir.  

Para aquellos que no pudisteis disfrutar esta pasarela de innovación y sabor os dejamos las tendencias más destacadas para nosotros desde el punto de vista de la industria de alimentos y bebidas con punto de mira en la producción vegetal y ecológica. 


EL ECOLÓGICO

Que el consumo de ecológico es tendencia y está en alza es bien sabido y se reflejó en la feria donde el pabellón 1 estaba enteramente dedicado a todo tipo de productos ecológicos. Incluso fuera de este pabellón encontramos empresas cuya actividad principal no es el bio pero ya están lanzando productos que si lo son.  Paradójicamente hemos visto grandes empresas cuya estrategia nunca ha contemplado el ecológico ni de lejos pero se han sumado rápidamente a esta tendencia y ya lucen sus productos Eco.  Nos enorgullece recordar que en Biosabor somos eco desde nuestro primer día.


LO VEGETAL

Otra clara tendencia es a utilizar cada vez más productos de origen vegetal como sustituto de lo animal. Ya no solo para el nicho de vegetarianos sino para el de gente que cada vez más elige opciones vegetales aun siendo omnívoros. Un ejemplo de esto es las leches y yogures a base de soja, avena, almendra o coco, la oferta es cada vez mayor y esto obliga a la industria láctea a incorporar en su cartera de productos opciones a base de dichos ingredientes.  También están apareciendo cada vez más hamburguesas a base de proteína vegetal, barritas energéticas, quesos veganos, caviar a base de chía, etc.


FORTIFICACIÓN MÁS NATURAL

Con ingredientes en vez de sustancias. El enriquecimiento o fortificación de productos no es nada nuevo pues llevamos viendo las declaraciones  “con” o “rico en” en los envases de productos desde hace ya unos años. Lo que si ha cambiado es el qué añadimos pues se ha pasado de añadir nutrientes a añadir ingredientes ricos en dichos nutrientes. Por ejemplo, una de las primeras leches enriquecidas fue la Puleva omega 3 y ahora la estrategia ha cambiado a Puleva Omega 3 con nueces. Muchos son los productos que de la misma manera han incorporado ingredientes considerados superalimentos simplificados como soja en lugar de isoflavonas, frutos rojos en lugar de antioxidantes o avena en lugar de fibra. Todos estos nutrientes están contenidos en dichos alimentos de manera natural pero por motivos evidentes no será igual extraer, microencapsular y volver a añadir la molécula aislada que añadir el alimento en sí.

Ligado a esto se puede observar que el consumidor prefiere ingredientes nutritivos pero que pueda pronunciar y que conozca mínimamente la procedencia. En definitiva, simplificar y conocer lo que consumimos.


MÁS GRASA Y MENOS AZÚCAR

Durante los últimos tiempos hemos visto todo tipo de productos reducidos en grasa proclamándose como “light”, “sin”, “0%” pues se pensaba que la reducción de las grasas en este tipo de productos implicaría la reducción de la grasa corporal. Nada más lejos de la realidad, la obesidad y enfermedades cardiovasculares siguen en aumento y parece que los productos desnatados no hayan contribuido más que a la desnutrición que conlleva reducir la ingesta de grasas y vitaminas liposolubles. En su lugar, cada vez que se quitaba la grasa de un producto se le ponía azúcar, un edulcorante o derivado ¿no habrá sido peor el remedio que la enfermedad?. Si aún tienes dudas visita nuestra entrada referente a si las grasas engordan o no. 

Investigadoras del centro tecnológico AZTI describían como el consumo de grasas en la historia de la humanidad se asociaba a la evolución y actualmente el de azúcares a la involución.  La reducción o eliminación de azucares y edulcorantes de entre los listados de ingredientes es una estrategia urgente que puede apoyarse del beneficio que supone preservar la grasa lo que aumenta el sabor, la absorción de nutrientes y la saciedad posterior a su consumo. Mucha gente experimenta con asombro como tras comer un yogur desnatado, edulcorado, se tiene más hambre que antes de haberlo tomado. Esto se debe a que la respuesta del cerebro ante la sensación de falso dulzor que proporcionan los edulcorantes, puede llegar a ser incluso más agresiva que cuando tomamos azúcar al “sentirse engañado”. 


 ENVASES DE CONVENIENCIA Y SNACKS SALUDABLES

El ritmo de vida que llevamos la sociedad actual pauta que progresivamente se reduzcan el tamaño de las comidas y aumente su frecuencia, esto fomenta necesariamente la aparición de cada vez más snacks saludables y formatos de conveniencia monodosis. Los conceptos “ready to at” “snack” “on the go” “shot” marcan una tendencia clara hacia comidas pequeñas y concentradas.

Esto se puede observar claramente en los envases de zumo que pasan de contener 1L a los novedosos shots de 100 ml

Snacks de frutas y verduras crujientes sin freír también cobran cada vez más protagonismo así como barritas proteicas y energéticas vegetales y más saludables.  ¡También snacks a base de insectos!


ETIQUETAS LIMPIAS

Cuando vamos a elegir un alimento parece que cada vez se complica más el proceso pues nos encontramos etiquetas saturadas de ideas, conceptos e imágenes con el fin de captar nuestra atención pero que puede resultar en una abrumadora decisión. Esto junto con unos etiquetados nutricionales que cada vez incluyen más información hace que sea necesario casi un master si se quisiera entender toda la información que contiene. Por esta razón las nuevas estrategias van encaminadas a limpiar los envases y que cada vez la información sea más clara y concisa para el consumidor pues entre declaraciones como “rico en vitamina B”, “ayuda a tus defensas”, “sin gluten”, ”ecológico”,  “natural”, “sin grasa”, et. uno acaba por comprar siempre lo mismo, comprar por impulso o no comprar.


 LISTADO DE INGREDIENTES HONESTOS

Lo mismo que con las etiquetas, los listados de ingredientes se demandan cada vez más cortos y con ingredientes más saludables. Si nos fijamos en los ingredientes de productos envasados nos llevaremos muchas sorpresas pues uno nunca debería encontrarse ingredientes que no sean los esperados en el producto. Cada vez más los consumidores desconfían de los productos, de hecho, nuestra sorpresa en el stand de Biosabor fue encontrar muchos visitantes que se esperaban encontrar colorantes, aditivos o conservantes entre los ingredientes y se sorprendían al no ver más que los ingredientes esperados en un gazpacho.  

Biosabor presentó con éxito un nuevo gazpacho que se lanzará este verano con una caducidad de 40 días, una menor pasteurización, equilibrio perfecto entre conservar el alimento de manera segura sin destruir nutrientes y aumentar aquellos que absorben mejor tras calentar. ¡¡Próximamente del campo a tu frigorífico!!

Laura Martín, Comercial V Gama Biosabor en Alimentaria 2018

 

 

 

Biosabor hacia una alimentación sin desperdicio

Biosabor hacia una alimentación sin desperdicio

Para que puedas saber un poco más de un tema tan importante y que nos afecta a todos, te vamos a contar como lo hacemos en Biosabor, ya que hemos sido seleccionados por AECOC, dentro de su iniciativa “Alimentación sin desperdicio“ como un caso de éxito con desperdicio cero.

 

Desde la creación de Biosabor en 2008, se ha conseguido cultivar 300 hectáreas que producen 30.000 toneladas al año de hortalizas ecológicas. A lo largo de los ciclos de cultivo, se generan residuos en varios puntos de la cadena donde será de gran importancia una buena gestión de los mismos para no acabar tirándolos innecesariamente con el gran impacto económico y medioambiental que esto conlleva.

 

Durante el proceso de producción, estas 300 hectáreas generan anualmente 12.000 toneladas de residuo vegetal. Dicho residuo, principalmente compuesto por restos de final de cultivo, destalle y deshoje, se lleva a una planta de compostaje cercana a nuestras instalaciones y una vez allá se transforma en humus de lombriz. Este fertilizante ecológico supone el 30% de la necesidad vegetal del suelo, que después será utilizado para la siembra de nuestros productos.

 

Una vez terminado y recolectado el producto, las 30.000 toneladas de producto fresco se llevan a las instalaciones donde saldrá de la siguiente manera:

  • 85% venta fresco
  • 7% transformados y V gama
  • 5% venta a industria
  • 3% donación comedores sociales
  • 5% donación consumo animal

Este caso lo expusimos dentro de las V Jornadas contra el desperdicio alimentario organizado por AECOC en Madrid el pasado 28 de septiembre y aprovechando la oportunidad de estar ante un público internacional quisimos hacer hincapié en la parte correspondiente a V Gama la cual enfocamos directamente al I+D, Nutrición y Salud. En el departamento que desde 2015 dedicamos a este tema, la V gama es el vehículo que utilizamos para acercar la salud a nuestros consumidores.

Esta consta de una amplia gama de gazpachos, salmorejo y zumos a base de tomate ecológico adaptados para cada persona y condición. La consideramos alimentación funcional, pero desde un punto de vista más natural que mejore la calidad nutricional a base de ingredientes ricos nutricionalmente y no aditivos sintéticos, como estamos acostumbrados a ver en las etiquetas y listados de ingredientes de productos comerciales.

También realizamos diferentes actividades de investigación en nutrición, desarrollo de productos y en definitiva una integración necesaria con el sistema sanitario que hasta recientemente no contemplaba al sector agrícola como una parte necesaria.


Nuestro modelo de innovación apuesta por la fusión del sector agroalimentario con el sector sanitario


Cómo recuperar la concentración y la energía en septiembre

Cómo recuperar la concentración y la energía en septiembre

Se acabó lo bueno, el verano ya pasó y ahora toca arrancar motores. ¿Quién no se encuentra desganado y desconcentrado?

Durante las vacaciones es de esperar que aumenten los encuentros sociales, casi siempre acompañados de comidas abundantes y alcohol. También ocurre con frecuencia que los horarios y tipos de comidas cambien en función de los viajes o diferentes rutinas de veraneo que cada uno elija o le toque, razón por la que se tiende también a hacer menos ejercicio.

Pasar de esto a la normalidad del trabajo, la familia, las actividades, etc. puede resultar bastante traumático para muchos, y si además le sumamos los remordimientos tras los excesos del verano que nos llevan a dietas aburridas y restrictivas, el conjunto puede resultar en un desastre emocional.

 Por esto es muy importante que la vuelta a la rutina vaya acompañada de una alimentación no enfocada a adelgazar o a depurar, sino a recuperar la concentración y el tono perdidos

Cojamos un poco de perspectiva: solemos decir que algo está “oxidado” cuando lleva tiempo sin usarse. Como sucede por ejemplo con la cadena de una bici que ha pasado demasiado tiempo en el garaje y tenemos que engrasar antes de volver a montar en ella. Nuestro organismo es también una máquina en muchos sentidos, la mejor diseñada que existe, por lo que igualmente necesitará antioxidantes y ácidos grasos esenciales para poder arrancar e invocar de nuevo la concentración perdida, sacando así al cuerpo del letargo veraniego.

Veamos cuáles son los principales pilares que, junto con estos, nos sostendrán en septiembre:


  1. Hacer 5 comidas pequeñas al día para evitar bajones de azúcar en sangre que disparen las ganas de dulce. Especialmente teniendo en cuenta que aquellos que hayan sucumbido a menudo a los tentadores helados ya estarán sufriendo el síndrome de abstinencia. Si a esto le sumamos una dieta muy restrictiva, el deseo por comer podría hacerse mucho mayor, pues el cambio es muy brusco y supone un gran estrés para el organismo.

  2. Aumentar los alimentos ricos en ácidos grasos esenciales involucrados en la memoria, como las nueces, las almendras, el pescado azul o el aceite de oliva. Otro gran mito en alimentación es pensar que los frutos secos engordan y hay que retirarlos de la dieta, cuando lo cierto es que aportan una gran cantidad de nutrientes esenciales para la salud en general y en particular para la memoria y el estado de ánimo. Los frutos secos son ricos en los ácidos grasos omega 3 (sobretodo las nueces) involucrados en la memoria y buen funcionamiento del cerebro y triptófano (sobretodo los anacardos), precursor de la serotonina, popularmente conocida como “la hormona de la felicidad”.                                Además, hay estudios que han demostrados que seguir una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva o frutos secos no hace aumentar de peso sino todo lo contrario. Siempre que se trate de frutos secos crudos, nunca fritos.

  3. Aumentar el consumo de alimentos ricos en componentes de acción antioxidante, como:
  • La vitamina C contenida en pimientos rojos, coles de Bruselas, brócoli, kiwi o fresas.
  • La vitamina E contenida en almendras, semillas de girasol, yema de huevo, aceite de oliva o espinacas.
  • Los carotenoides presentes en zanahoria, espinacas, berros, pimientos rojos, judías verdes, tomates o sandías.
  • Los polifenoles en frutos rojos, granadas, berenjenas con piel, té verde o manzanas.
  • Ya hemos visto en varios artículos anteriores cómo los gazpachos ecológicos Biosabor son una fuente excelente de antioxidantes de fácil absorción.

  1. Aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra, como judías, lentejas, garbanzos, chufa, alcachofas, guisantes o zanahorias, así como elegir cereales integrales para evitar el estreñimiento que a veces ocasiona el cambio de horarios, de rutina y alimentos. Hay que tener en cuenta que, si no están bien diseñadas, las dietas restrictivas y detox pueden agravar este padecimiento.                                                                                                                                                                                                                                                               Beber mucha agua también ayudará, y no podemos olvidar que un tránsito intestinal irregular puede entorpecer una buena concentración. Al intestino se le llama el “segundo cerebro”, y en sentido metafórico podríamos decir que “intestino lento, cerebro lento” .

  2. Nuestro estado de ánimo influye muy directamente en la calidad de nuestros hábitos de alimentación, y viceversa, y todos sabemos que y septiembre suele conllevar un bajón doble por la vuelta al trabajo y la disminución de horas de sol. Recordemos que, por ejemplo, los habitantes de los países con menos horas de luz al año registran mayores tasas de depresión. Por suerte para los países mediterráneos, septiembre casi siempre es un mes de relativo buen tiempo, por lo que podremos tomar un poco de sol cada día para ayudar a nuestro organismo a sintetizar melanina y vitamina D, involucrada también en el estado de animo como vimos en el artículo anterior.

  3. Por último, volver a la rutina de ejercicio físico también ayudará a poner la maquinaria en marcha más rápidamente y a mejorar el estado de ánimo, gracias a las endorfinas que se liberan durante este. Ahora bien, debemos hacerlo poco a poco. Como decíamos antes, estamos oxidados y empezar demasiado fuerte puede dar lugar a lesiones o fatiga excesiva que nos desmotive.

 

En definitiva, pautas sencillas y saludables que no solo serán efectivas durante septiembre, sino que pueden resultar útiles en cualquier época del año que se presente más complicada, o simplemente cuando necesitemos un pequeño empujón. Desde Biosabor te recomendamos que ahora como el resto del año complementes tu vida con alimentos frescos, nutritivos, sanos y ecológicos.

 

 

 

GAZPACHO PARA UN BRONCEADO SALUDABLE

GAZPACHO PARA UN BRONCEADO SALUDABLE

En verano una de las actividades más practicadas es ir a la playa y directa o indirectamente broncearse. Por otro lado el gran miedo al sol está haciendo que abusemos de las cremas solares y que no podamos obtener plenamente los beneficios del sol. Veamos en que consiste el proceso de broncearse y cómo pueden ayudar los alimentos ricos en carotenos a hacerlo de una manera más saludable.

¿Por qué nos ponemos morenos?

El responsable directo de la coloración de nuestra piel y del grado de bronceado que seamos capaces de adquirir este verano, será un pigmento llamado melanina. El color de nuestra piel, de nuestro pelo y de nuestros ojos varía en función de la calidad y cantidad de melanina presente en el organismo, así como de factores genéticos.

Existen dos tipos de melanina, siendo la más común la primera:

  • Eumelaninas: tienen un color negro o pardo y proporcionan una coloración oscura. Contienen azufre.
  • Feomelaninas: son pigmentos amarillos o rojizos que aportan mayor cantidad de azufre que las eumelaninas y producen una coloración clara.

La producción de melanina ejercerá una acción protectora frente a la radiación ultravioleta del sol, lo que es de gran importancia: de no ser así dicha radiación podría ya no solo provocar quemaduras en la piel sino incluso dañar el ADN celular.


A la hora de tomar el sol es muy importante respetar el tiempo de producción de la melanina. El bronceado ocurre a las 36/48 de tomar el sol, y es una vez que nuestro organismo produce este pigmento cuando las probabilidades de quemarse son mucho menores. Sin embargo si ocurre una sobreexposición al sol, la melanina existente se satura y es entonces cuando la piel se enrojece y quema. Por esto tenemos más riesgo de quemarnos el primer día que vamos a la playa.


En el bronceado intervienen además los carotenos, ya no solo por su capacidad para pigmentar la piel sino porque estimulan la síntesis de melanina.

Otro importante defensor natural de nuestra piel es la vitamina D, que también se produce tras la exposición al sol ejerciendo una doble acción protectora y clave para que nuestros huesos absorban el calcio de los alimentos, entre otras cuestiones. La buena mineralización ósea es fundamental durante el crecimiento para el desarrollo del esqueleto, y durante la edad adulta para prevenir la descalcificación y la deformación de los huesos.

En los últimos tiempos el uso de protectores solares ha aumentado vertiginosamente en respuesta a un miedo creciente al cáncer de piel, entre otros. Es cierto que un exceso de sol puede dañar nuestra piel, pero si dosificamos nuestra exposición al astro rey ganaremos en salud. Como en todo, los extremos no son buenos y a nuestra salud le gusta vivir en los términos medios . Paradójicamente, en los últimos años los casos de deficiencia de vitamina D en España han aumentado sustancialmente, hasta el punto de que en 2016 se la catalogó como el mayor déficit vitamínico de un país donde precisamente el sol, su fuente principal, está al alcance de todos.

 

¿Qué son los carotenos?

Los carotenoides son compuestos naturales presentes en diversas estructuras de plantas y en gran variedad de animales, algas, hongos y bacterias.

Estos pigmentos son responsables del color de flores y frutos (para favorecer la polinización y dispersión de semillas), o de estructuras animales como las plumas y picos de algunos pájaros, el exoesqueleto de crustáceos y el músculo o la piel de algunos peces.

Y, sobre todo, son unos antioxidantes naturales, estudiados por su papel en la protección de diversas enfermedades como ciertos tipos de cáncer, patologías cardiovasculares y la degeneración macular relacionada con la edad.

Veamos algunas de sus funciones específicas y dónde se encuentran:

 

¿Cómo nos ayudan a broncearnos?

Los carotenos se acumulan en la grasa y bajo la piel, lo que le confiere un color dorado natural y saludable, esto ocurre en la raza blanca y cuando se ingieren abundante y prolongadamente. Sin embargo, su exceso Si se consumen en exceso se puede ver claramente como estos se acumulan mayoritariamente en las palmas de las manos y pies, sobre todo en niños pequeños cuando empiezan a tomar cremas de calabaza y/o zanahoria.

 

Además de regalarnos un color dorado saludable, ejerciendo una acción protectora y antioxidante, los carotenos tienen la capacidad de activar la melanina, lo que potenciará su acción sobre el bronceado y protección natural.


Gracias a su contenido en tomate y pimiento rojo, nuestro gazpacho ecológico Biosabor es una sabrosa y natural fuente de carotenos. Además, el tratamiento de conservación que le aplicamos facilita que estos carotenos, sobre todo el licopeno, puedan liberarse más fácilmente de sus rígidas estructuras y absorberse mejor. Esto supone que podrá llegar más cantidad a la piel que con otras técnicas.


Nuestros gazpachos ecológicos  son una forma rápida y cómoda de aportar carotenos al organismo. Además, como hemos visto en otros artículos, si al gazpacho BioSabor le añades un poco de aceite de oliva se incrementará su poder de absorción. Todo lo dicho hasta ahora no quiere decir que cambies tu protector solar de siempre por un gazpacho, ni mucho menos. Simplemente toma conciencia de que, con una alimentación adecuada y evitando la exposición excesiva al sol en las horas centrales del día, este verano podrás reducir el uso de cremas solares y a la vez conseguir un bronceado saludable y atractivo sin poner en riesgo tu salud. Con 20 minutos de exposición directa al día es más que suficiente para disfrutar de forma responsable de todos los regalos de nuestro sol.