Melón

Refrescante, rehidratante y remineralizante. Son las tres cualidades que mejor describen al melón. Esta fruta podría ser considerada la bebida isotónica vegetal por su contenido en agua y sales minerales, que lo convierten en un excelente reconstituyente en cualquier ocasión. Sobre todo en estados de deshidratación, ejercicio intenso o después de sufrir una diarrea o fiebre.

Los principales minerales que contiene, y además en una cantidad bastante superior a la mayoría de las otras frutas, son el potasio, el sodio y el cloro. Estos están directamente involucrados en el reparto de líquidos del organismo así como la regulación y mantenimiento del equilibrio ácido-base.

Todos estos minerales actúan de la siguiente manera:

  • El sodio contribuye a la transmisión de impulsos nerviosos en los músculos y forma parte de los huesos. Su carencia podría producir mareos y presión arterial baja.
  • El potasio participa en la contracción del músculo cardíaco y aparece en las cadenas de ADN. Su deficiencia causa debilidad muscular y calambres.
  • El cloro ayuda al hígado a eliminar toxinas y participa en la activación y regulación de la función muscular, además de ser uno de los componentes del jugo gástrico. Unos niveles bajos de cloro podrían provocar astenia y apatía.

 

Un beneficio añadido del melón es que el medio de transporte para estos y otros nutrientes sea el agua, lo que le permite a este fruto de verano ser hidratante a la vez que nutritivo. El melón es una cucurbitácea de la familia de los Cucumis, como el pepino. Al igual que sucede con este último, su composición es mayoritariamente agua entre en un 90 y un 95 %. El agua que vive dentro de un vegetal se puede considerar un agua viva, porque en ella tienen lugar las reacciones químicas que ocurren dentro de sus células.

Tomar dos rodajas de melón es equivalente a beber casi un vaso de agua, con el beneficio extra de estar cargada de vitaminas y minerales. Por eso, después del deporte nada calma la sed, a la vez que recompone e hidrata, como el melón.

El contenido en agua y algunos de sus minerales también favorece el buen funcionamiento de los riñones, ayudándolos en su labor de depuración. Por eso se aconseja comer melón en caso de tener cálculos renales o infecciones urinarias, pues aunque no sea antiséptico, alcaliniza la orina dificultando la proliferación de gérmenes.

Junto con el plátano y el mango, el melón es la fruta fresca que más vitamina B6 tiene. Esta vitamina está involucrada en numerosos procesos metabólicos vitales, como la síntesis de neurotransmisores, histamina y hemoglobina, expresión de genes o el metabolismo de aminoácidos, glucosa y lípidos.

El melón tendrá una composición nutricional u otra en función de la variedad que se escoja. El cantaloup por ejemplo tiene muchos más carotenos que el resto de variedades.

Un plato que da prestigio al melón por cortesía de los italianos es el prosciutto e melone, jamón serrano (jamón cocido para la versión ligera) con melón, cuya mezcla potencia ambos sabores.

 

Composición nutricional del melón

Componente 100 gr demelón piel de sapo 100 gr demelón cantaloup 100 gr de meló casaba
Energía (Kcal) 34,00 28,00
Agua (gr) 90,15 91,85
Proteínas (gr) 1,00 0,99 1,11
HC (gr) 6,00 8,16 6,58
Fibra (gr) 0,90 0,90
Azúcares (gr) 7,86 5,69
Grasa total (gr) 0,10 0,19 0,10
Vitamina A (mcg) 3,00 169,00 0,00
Beta-caroteno (mcg) 2.020,00 0,00
Luteína + zeaxantina (mcg) 26,00 26,00
Calcio (mg) 5,00 9,00 11,00
Hierro (mg) 0,40 0,21 0,34
Magnesio (mg) 8,00 12,00 11,00
Fósforo (mg) 7,00 15,00 5,00
Potasio (mg) 210,00 267,00 182,00
Sodio (mg) 16,00
Cinc (mg) 0,16 0,18 0,07
Cloro (mg) 55,00
Vitamina C (mg) 16,00 36,70 21,80
Ácido fólico (mcg) 17,00 21,00 8,00
Vitamina B3 (mg) 0,40 0,73 0,23
Vitamina B6 (mg) 0,12 0,07 0,16
Vitamina E (mg) 0,15 0,05 0,05

 

Fuente: Para melón piel de sapo Nutribonum.es. Para melón casaba y cantaloup USDA National Nutrient Database for Estándar References