¿Como podemos distinguir un producto ecológico de calidad?

Al formular esta pregunta parece que estamos buscando, como se suele decir: “una aguja en un pajar´´, sin embargo, vamos a aprender que es muy sencillo si tenemos en cuenta las reglas del juego, o lo que es lo mismo, las normas de calidad de los productos. Veamos de que tratan:
Empezamos por la agricultura ecológica, esta se encuentra regulada legalmente en España desde 1989, en que se aprobó el Reglamento de la Denominación Genérica “Agricultura Ecológica”. Es una agricultura que excluye el uso de productos químicos de síntesis, el objetivo es cuidar el medio ambiente y aumentar la fertilidad del suelo, así como generar alimentos de gran calidad.
Para identificar los productos procedentes de agricultura ecológica en España tenemos el siguiente símbolo:

La siguiente es GlobalGAP un conjunto de normas mundialmente reconocidas sobre las buenas prácticas agrícolas. Bajo esta marca se recogen todas las prácticas que se deben realizar en el campo para ser respetuosos con el medio ambiente y asegurar la higiene en la producción.
El logo que nos garantiza esta norma es el siguiente:

Las Buenas Prácticas Agrícolas no sólo se aplican a los productos, sino también a las personas.
Por eso existe GRASP, para las Prácticas Sociales, aquí se evalúan las prácticas sociales en cada explotación, trata temas como a la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores.
El símbolo oficial de Grasp es el siguiente:

 

Hasta aquí hemos visto las normas de calidad que nos generan un producto ecológico en campo de diez. El siguiente paso del producto es el manipulado y envasado, por lo que vamos a ver que normas nos garantizan la máxima calidad en esta fase.
La norma global BRC para la seguridad de los alimentos fue creada para certificar la capacidad que tienen las empresas grandes y pequeñas de garantizar la calidad y la inocuidad de los productos alimenticios que venden. Actualmente se utiliza en todo el mundo como base de cualquier empresa para ayudar en la producción de alimentos seguros y la selección de proveedores fiables.

La International Food Standard (IFS) garantiza la seguridad alimentaria de sus productos y controla el nivel de calidad de los productores.
Fue desarrollada por las asociaciones del comercio de alimentación alemán y francés. La norma se aplica a los proveedores en todas las etapas de la elaboración de los alimentos.

La ISO 9001:2008 es una norma internacional que se centra en todos los elementos de administración de calidad que una empresa debe tener para conseguir un sistema efectivo que le permita administrar la calidad del producto.

 

Si encontramos un producto que recoja estas garantías, podemos decir que estamos ante un producto de máxima calidad y fiabilidad. Pues se necesita de una gran coordinación y esfuerzo profesional para alcanzarlas todas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *