Salud

Pesticidas, sus toxicidades y porqué los niños deben comer ecológico.

Pesticidas, sus toxicidades y porqué los niños deben comer ecológico.

Escribir este artículo ha supuesto muchas horas de estudio ya que el tema es muy importante y controvertido. Aunque es difícil hacer estudios de la repercusión de los pesticidas a largo plazo en nuestra salud, hay evidencias como para dar la voz de alarma ya que de los 100.000 químicos creados y utilizados actualmente en productos del día a día, incluido cosmética y alimentación, la mayoría no se han evaluado en absoluto. La OMS advierte literalmente en un informe sobre químicos actuales que  “The vast majority of chemicals in current commercial use have not been tested at all” ( la gran mayoría de los químicos de uso comercial actual no han sido probados en absoluto).

Nosotros vamos a hablar de los pesticidas, también llamados plaguicidas y empezaremos aclarando qué son y para qué se usan:

  • Insecticidas (contra insectos)
  • Fungicidas (contra hongos)
  • Herbicidas (para plantas no deseadas)
  • Acaricidas (contra los ácaros)
  • Rodenticidas (contra los roedores)

Algunos son de uso doméstico y otros industriales, pero los principios activos son los mismos en muchos casos.

Dentro de la industria alimentaria, a los pesticidas o plaguicidas se les llama fitosanitarios y engloban a insecticidas, acaricidas, molusquicidas, rodenticidas, plaguicidas, defoliantes, desecantes, fitorreguladores para el crecimiento, antibióticos y bactericidas.

Todos estos productos controlan cualquier plaga, enfermedad o plantas no deseadas. Como he comentado, hay pocos estudios sobre los daños de estos químicos en los consumidores, por lo confuso y difícil que es medir el impacto de todos estos productos en nuestra salud, ya que podemos estar expuestos a ellos durante años provocando enfermedades que no todos los médicos saben relacionar.

cosechadora-fumigando

En los cultivos ecológicos no está permito usar fitosanitarios químicos, solo abono orgánico y algunas sustancias naturales. Repito, las verduras y frutas ecológicas están exentas de pesticidas.

Las diferencias entre los cultivos ecológicos y los convencionales a nivel medioambiental son obvias. Mientras que los cultivos ecológicos enriquecen la tierra, los convencionales la empobrecen y llenan de residuos tóxicos. La realidad es que la tierra, los ríos y la atmósfera todavía están contaminados de plaguicidas que llevan años prohibidos por su alta toxicidad pero que tardan décadas en desaparecer.

¿Qué estudios hay qué demuestren los daños de los pesticidas?

Hay innumerables estudios y sentencias judiciales que demuestran las enfermedades que provocan en los trabajadores de grandes plantaciones y en poblaciones aledañas. Las enfermedades más comunes de dichos trabajadores son, cánceres sobre todo hormonales, enfermedades neurológicas, infertilidad, abortos, malformaciones fetales y enfermedades pulmonares. Pero no podemos dejar de ver que son los que manipulan o están expuestos a estos químicos durante su diseminación. Ocurre lo mismo con especies animales expuestas a los pesticidas, bien por aguas contaminadas o por habitar en zonas próximas a los cultivos. La exposición de la fauna silvestre está relacionada con imposex (órganos sexuales masculinos enhembras) e Intersex (características masculinas y femeninas) en artrópodos, moluscos, peces y anfibios, inhibición o alteración de la metamorfosis en invertebrados y anfibios, reducción de capacidad reproductora en invertebrados, peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos y alteración de ratios entre sexos en aves y reptiles, según el estudio de la Agencia European Environmental Agency, 2012.

pajaro-comiendo

¿Qué sustancias perjudiciales tienen los pesticidas que causan estas enfermedades en los animales y humanos?

Los contaminantes hormonales, conocidos como alteradores hormonales o disruptores endocrinos (EDC, Endocrine Disrupting Chemicals en inglés), son sustancias capaces de alterar el funcionamiento normal del sistema hormonal provocando un grave riesgo sobre la salud de las personas y la fauna silvestre. Los disruptores hormonales alteran el mensaje endocrino de varias formas. Pueden mimetizar la hormona ocupando su lugar, pueden bloquear su acción compitiendo por el receptor hormonal, o pueden modificar la síntesis de la hormona o del receptor correspondiente. Como consecuencia, se produce una alteración del sistema hormonal que puede tener consecuencias neurológicas o reproductivas, ya que las hormonas están implicadas en el control de la reproducción, la coordinación de órganos, la organización del cerebro, y el metabolismo, entre otras.

¿Por qué son los niños los más afectados por los disruptores hormonales?

estamos en contacto con estas sustancias influye extremadamente en su capacidad para producir efectos secundarios. Las épocas más sensibles son aquellas en que el cuerpo está en desarrollo y su actividad metabólica y endocrina es mayor, es decir, el desarrollo fetal es la etapa más delicada, junto con los dos primeros años de vida y la adolescencia o pubertad, en la que los cambios hormonales son críticos. Hay que tener en cuenta también, que los bebés o niños pequeños ingieren más cantidad de comida proporcionalmente a su tamaño que los adultos y sin embargo tienen menor capacidad de destoxificación, es decir, sus cuerpecillos u órganos no pueden eliminar los tóxicos con rapidez.

nino-en-brazos

Hace 10 años los disruptores hormonales eran muy desconocidos, no se sabía que podían sumar sus efectos unos con otros, se pensaba que si no se sobrepasaba una cantidad no afectaban a la salud, pero esa idea se ha desterrado. Con el paso del tiempo y la experiencia se ha llegado a la conclusión de que la mezcla de pequeñas dosis de múltiples sustancias disruptoras hacen que los efectos en vez de ser sumativos sean exponenciales. Es decir, aunque las industrias cumplan los límites legales en sus productos, la exposición que tenemos a tantas sustancias provoca efectos mucho más tóxicos en nuestro organismo que si sumáramos todas y consumiéramos la misma cantidad de solo una sustancia.

En el año 2013 la OMS (Organización Mundial de la Salud) publicó un documento cuya traducción es “El estado de la ciencia sobre Disruptores Endocrinos”, se trata de una revisión de un estudio realizado en 2002. Mientras que en el estudio antiguo, el de 2002 se advertía de los pesticidas y de algunos pocos compuestos persistentes y bioacumulativos (algunos ya prohibidos), en el nuevo documento, la OMS alerta de la existencia de muchas más sustancias con efecto disruptor hormonal que antes no conocíamos. Entre ellas encontramos:

  • Pesticidas de uso habitual e insecticidas de uso doméstico
  • Cosméticos, cremas, cremas solares, perfumes, desodorantes, productos para el pelo, geles, champús, pasta de dientes.
  • Plásticos en forma de Ftalatos o Bisfenol A
  • Restos de anabolizantes y medicamentos
  • Metales pesados como el plomo, arsénico, mercurio o cadmio
  • La e-basura
  • Otros químicos de uso habitual que se pueden encontrar en productos de limpieza, detergentes, suavizantes, etc.

¿Cómo podemos reducir la exposición a los contaminantes?

La comida ecológica es una de las alternativas más eficaz para disminuir los efectos de muchos contaminantes y tóxicos, pero también es necesario leer las etiquetas de todos los productos de belleza, optando por los más naturales y dejando a un lado los parabenos. Así mismo, tenemos que consumir menos plásticos, sustituyéndolos por cristal. Y sobre todo, no utilizar plaguicidas o insecticidas en las habitaciones de los niños o en zonas como colegios o parques.

La OMS habla en su informe de “Principio de Precaución”, muchos estudios sólo se pueden realizar tras años de exposición y para entonces, el daño ya está hecho. Por eso, nuestra responsabilidad como consumidores es informarnos y tratar de sacar nuestras propias conclusiones, a partir de estudios, de teorías que podamos leer o de principios de precaución donde nos advierten de peligros, que aún no están probados científicamente pero que se basan en sospechas fundadas sobre ciertos productos y su riesgo para la salud pública o el medio ambiente.

producto-ecologico

4 Alimentos básicos que no pueden faltar en nuestra dieta

4 Alimentos básicos que no pueden faltar en nuestra dieta

Hoy nos aventuramos a hablaros sobre 4 alimentos que desde nuestro punto de vista son fundamentales para una alimentación saludable. Sin duda hay muchos más alimentos sanos, pero nos definimos por los 4 que creemos que son esenciales por sus propiedades.

  1. En nuestro primer puesto están los huevos, un alimento que en los últimos tiempos ha sido víctima de prejuicios equivocados. La primera aclaración que debemos hacer es que tras numerosos estudios se ha desterrado la idea de que los huevos aumentan las grasas saturadas en sangre (colesterolemia). Incluso hay estudios que dejan de manifiesto la necesidad de ingesta de colesterol diaria para combatir la colesterolemia. Los aportes nutricionales del huevo son cuantiosos, aporta proteína de gran calidad ya que contiene todos los aminoácidos esenciales para nuestro organismo como vitaminas, especialmente del complejo B (B1, B2, B12), ácido fólico, biotina, vitaminas A, E y D. Respecto a los minerales, posee fósforo, potasio y magnesio. Algo muy a tener en cuenta es la colina, este nutriente ayuda a la formación del tejido cerebral y es esencial para la memoria.

Creo que queda claro que por sus propiedades antimicrobianas, inmunomoduladoras, antioxidantes y antihipertensivas, el huevo es nuestro número uno. Por supuesto siempre recomendamos que sea ecológico, ya que eso te garantizará que las gallinas no se han alimentado con pienso lleno de insecticidas, no les han dado antibióticos y se han criado en un ambiente más respetuoso.

  1. El brócoli es un aliado perfecto en nuestra nutrición ya que contiene una gran cantidad de vitaminas como la vitamina A, beta-caroteno, niacina, vitamina B1, B2, B6, E, ácido fólico y vitamina C. Precisamente por sus beta-carotenos, isocianatos y la vitamina C tiene alto poder antioxidante que nos protege frente a los radicales libres, causantes de los procesos de envejecimiento.

Su alto contenido en beta-caroteno refuerza el sistema inmunológico. En el brócoli, esta pro-vitamina se almacena principalmente en los floretes de intenso color verde.

No podemos olvidar su aporte de luteína (un antioxidante importante para la salud de los ojos) y su gran cantidad de glucosinolatos, un componente muy estudiado para la prevención del cancer.

Como dato curioso, me gustaría contaros que la reina Catalina de Medici, tras la muerte de varios de sus hijos hizo traer desde su Italia natal varias verduras, pero sobre todo el brócoli, para alimentar a los niños. De esa manera consiguió que no se muriera ninguno más.

Para ampliar la información sobre esta magnífica verdura, podéis consulta otro de nuestros artículos.

Nuestro gazpacho de invierno contiene verduras de temporada y brócoli. Es un producto con un alto nivel antioxidante y es un aliado de nuestro sistema inmunológico en los meses de invierno. Se puede tomar caliente, yo se lo doy a mis hijos como primer plato sobre todo esos día que casi no tengo tiempo para cocinar.

Gazpacho_Invierno

 

  1. El ajo se ha utilizado a lo largo de la historia de la humanidad como el mejor remedio natural medicinal.

Son innumerables sus propiedades, pero trataremos de resumirlas. Es un potente aliado de la circulación sanguínea gracias a la vitamina B ya que actúa contra el endurecimiento de los vasos sanguíneos. En 1858 Louis Pasteur mostró que el ajo era un antibiótico natural ya que detenía el crecimiento de bacterias que eran preparadas en un cultivo de laboratorio. Durante la Segunda Guerra Mundial, debido a la escasez de antibióticos, el ejército ruso lo usó masivamente con unos resultados sorprendentemente buenos. Una investigación más reciente realizada por la Wright State University halló que el ajo puede llegar a ser tan potente como un antibiótico de penicilina.

Reduce los niveles de colesterol, es bueno para la piel y para la circulación gracias a que limpia la sangre debido a su alto contenido en vitaminas A, B y C, causantes también de estimular las funciones hepáticas.

El ajo ecológico es otro de los ingredientes que llevan todos nuestros gazpachos Bio Sabor. Por esa razón nuestros productos pueden ayudar tanto al sistema circulatorio como al inmunológico.

  1. En nuestro cuarto puesto hablaremos de la papaya. Una fruta que creemos fundamental en nuestra alimentación por su alto contenido en vitamina C (más incluso que la naranja) y por su enzima mágica, la papaína que favorece el tracto digestivo.

Es importante recalcar los minerales que contiene como el calcio, hierro, fósforo y mucho potasio, que nos ayudan en las funciones celulares.

Pero si queréis conocer más sobre la papaya, producto que nuestra empresa Bio Sabor produce de forma ecológica, podéis leer este artículo que publicamos hace poco.

 

 

papayas-fondo-blanco

Verdura ecológica, ¿mejor cruda o cocinada?

Verdura ecológica, ¿mejor cruda o cocinada?

Con respecto a si es mejor comer la verdura cruda o cocinada, existen todo tipo de opiniones y tendencias a favor de una u otra.

La cocina crudivegana, por ejemplo, elabora todos sus ingredientes en crudo para obtener el mayor número de nutrientes de sus ingredientes. Suele elegir frutas y verduras ecológicas para comerlos con piel y aumentar aún más el aporte de nutrientes.

Lo bueno de este tipo de alimentación es que resulta muy creativa y visualmente apetecible, pues utiliza casi cualquier fruta y verdura (menos la berenjena, que cruda es tóxica), elaborada de todo tipo de formas conservando colores y texturas. El inconveniente de seguir este modelo al 100 % es que resulta bastante laborioso y para que no aparezcan deficiencias hay que suplementarla. Pero sí nos ofrece muchas recetas originales y variadas para incorporarlas a nuestro repertorio.

Ahora bien, ¿todos los vegetales pierden sus nutrientes al ser cocinados? Pues no. Por lo que no habrá que plantearse si es mejor una alimentación cruda o cocinada, sino qué alimento voy a consumir y en función de sus características procesarlo de una manera o de otra.

Veamos cómo les afecta la temperatura a algunos nutrientes más destacados:

El licopeno es el caroteno más destacado en producciones mediterráneas como el tomate y la sandía. Este nutriente se encuentra dentro de una estructura rígida que necesitará de calor y/o triturado para que esta pueda liberarse y ser absorbida. Además el aceite ayudará a este proceso. Por esto la mejor manera de obtener este nutriente beneficioso para el corazón, será cocinado o triturado como el gazpacho y la sandía licuada o en batido, ideal para meriendas nutritivas.

rama_02

La vitamina C, sin embargo, se comporta de manera opuesta, se destruye con el calor pues esta vitamina es muy inestable y pasa a su forma inactiva rápidamente con la temperatura y otros procesos como la exposición prolongada al aire y a la luz (envases trasparentes); por una maduración excesiva del producto; en latas de conserva y al contacto  con el hierro y el cobre como el de algunos utensilios de cocina y el de los complejos multivitamínicos.

La vitamina C abunda en el pimiento rojo y por esto merece la pena comerlo crudo en ensaladas; también en el brócoli, que se puede consumir preferiblemente al dente (al vapor 3-4minutos) para minimizar las pérdidas. El kiwi, las fresas y la naranja también son ricas en esta vitamina fortalecedora del sistema inmune.

pimientos-colores

El beta-caroteno, tan abundante en las frutas y verduras de coloración naranja y verde, se comporta de manera contradictoria, pues en unos alimentos se perderá con el calor y en otros aumentará.  Este caroteno, que favorece una buena visión y protege la piel, está camuflado en los vegetales de hoja verde por la clorofila (también verde), que además actúa secuestrándolo y solo con el calor se libera y queda disponible para ser absorbido. Paradójicamente, en la zanahoria, aun  no siendo verde, se comporta igual. En cambio, en las frutas y verduras naranjas como la papaya, mango, tomate, pimiento rojo o calabaza, los beta-carotenos pueden ser fácilmente absorbidos pero al contacto con el calor y procesado se inactivan. Por eso es mejor tomarlos en crudo.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo se comportan los nutrientes dentro de los vegetales, que nos pueden orientar a la hora de decidir cómo consumir los alimentos para obtener de ellos un mayor rendimiento nutricional.

 

 

 

El gazpacho de invierno Biosabor recibe el premio ‘Nutrigold 2016’ al producto más innovador

El gazpacho de invierno Biosabor recibe el premio ‘Nutrigold 2016’ al producto más innovador


Gazpacho de invierno nutrigoldLos premios ‘Nutrigold’ distinguen cada año a empresas destacadas de la industria alimentaria que contribuyen con sus iniciativas en I+D a la promoción de hábitos saludables.
Biosabor se ha propuesto ir más allá del negocio hortofrutícola tradicional y, de mano del conocimiento científico y el desarrollo tecnológico, sigue avanzando hacia nuevos horizontes hasta ahora desconocidos por las empresas del sector productor. Desde que hace justo un año decidimos dar el salto hacia la salud, hemos llevado a cabo una serie de actividades encaminadas a otorgar a los productos garantías de calidad nutricional mediante análisis, estudios y ensayos en diversos centros, que reforzasen el eslógan “Sano y Ecológico” con evidencias.
El gazpacho de invierno, protagonista de este galardón, llegó al mercado a finales de 2015 después de realizar un estudio para evaluar la capacidad antioxidante del gazpacho tras la digestión en el Centro tecnológico AINIA con resultados muy reveladores aquí. Este particular gazpacho está especialmente formulado para que pueda consumirse tanto frío como caliente fuera de la temporada tradicional y además está enriquecido con ingredientes naturales y ecológicos de temporada como el brócoli, calabaza, zanahoria y calabacín. Por todo ello, y por ser una combinación perfecta de los productos fundamentales de la dieta mediterránea recomendada permanentemente por los especialistas, ha sido designado por el jurado internacional como merecedor del premio en su quinta edición. En años anteriores han recibido el premio ‘Nutrigold’ productos como los procesados saludables ‘BFood’, de Iberlink, o la bebida ‘Articular Sportlife’, de Central Lechera Asturiana.
La entrega del galardón se realizó el pasado viernes 15 de abril en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, durante la celebración de las XX Jornadas de Nutrición Práctica organizadas por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, la Fundación Alimentación Saludable y la consultora especializada en el ámbito de la salud SPRIM. Un encuentro científico internacional anual en el que han participado más de 600 especialistas de todo el mundo.

Fotodegrupo
En la foto de izquierda a derecha: Rafael Moreno, Jose Luis Ruiz, María Dolores Morales, Jesús Román, Susana Ferrer, Laura Martín y Ana Molina.

Durante el desarrollo las jornadas, los asistentes pudieron conocer de primera mano una selección de los productos más destacados de nuestra V gama. La aceptación del sabor, el conocimiento de los detalles nutricionales y el premio supondrá sin duda que el gazpacho empiece a formar parte de los tratamientos en nutrición y dietética y a prescribirse por facultativos. Sobre todo como herramienta facilitadora, pues siempre se recomienda comer fruta y verdura pero en ocasiones no se dan opciones sencillas, como podría ser la rapidez de tomarlo en forma de gazpacho.
‘Nutrigold’ no ha sido solo un premio a un producto innovador, sino un premio al esfuerzo de todos los que trabajan duro cada día para hacer posible que un gazpacho ecológico llegue a un congreso de nutrición, y un reconocimiento a la calidad un producto que pretendemos que algún día contribuya a la nutrición y alimentación diaria en todos los hogares.

Alimentos ecológicos: razones cargadas de salud

Alimentos ecológicos: razones cargadas de salud

En Biosabor estamos convencidos de que la agricultura ecológica es la mejor manera de cuidar nuestra alimentación y nuestro planeta. A favor del modelo que defendemos y practicamos hay argumentos medioambientales, económicos, sostenibles, sociales, etc. Pero, sobre todo, hay razones saludables que convierten a los productos ecológicos en alimentos meritorios de pertenecer a nuestra vida cotidiana como parte de una dieta saludable y equilibrada.

finca-tomate

Al margen de otros criterios sensitivos, como el color, el aroma o el gusto, te presentamos tres argumentos científicos para seguir apostando por los productos ecológicos.

1. Porque no contienen aditivos, sustancias añadidas de forma intencional para modificar las propiedades físicas de los alimentos, su sabor, su forma, su color, su capacidad de conservación o su valor nutritivo. Emulgentes, estabilizantes, gelificantes, antiglutinantes, reguladores del pH, edulcorantes, aromas, potenciadores y otros componentes que podemos encontrar en los alimentos procesados. Todos estos, al no existir en la naturaleza, nuestro organismo tendrá más dificultades para procesarlos, y los científicos no están demasiado seguros de cómo interactúan con nosotros ni de qué efectos secundarios pueden suponer para nuestra salud a largo plazo.

2. Porque el aporte de nutrientes por unidad de peso es mayor. Los productos ecológicos tienen mayor contenido en materia seca, es decir, contienen más nutrientes (proteínas, vitaminas y minerales) por unidad de peso y menos agua, aunque aún esté por cuantificar. Los suelos convencionales se abonan con nitratos, lo que obliga a la planta a consumir más agua durante su crecimiento para diluirlos mejor. El resultado son plantas con más tamaño pero menos resistentes al paso del tiempo, y cuyos frutos aportan una menor calidad nutricional. Además del empleo excesivo de fertilizantes sintéticos, los fitosanitarios utilizados en la agricultura convencional podrían contaminar de alguna manera los tejidos vegetales. Cuanto más sano sea un suelo, más sanos serán los alimentos que provengan de el.

3. Porque contienen una mayor cantidad de ‘elementos protectores’ frente a enfermedades. Entre ellos destacan los fitoquímicos y los antioxidantes, de los que ya hemos hablado varias veces en este blog.

Hay suficientes evidencias científicas que avalan este último argumento. Hace unos meses, un equipo internacional de la Universidad de Newscastle (Reino Unido) analizó 350 estudios científicos sobre el tema, y llegó a la conclusión de que los productos ecológicos presentan mayores concentraciones de antioxidantes y menores residuos de metales tóxicos pesados y pesticidas, por lo que consumir frutas, hortalizas y cereales ecológicos y alimentos elaborados a partir de ellos proporciona un aporte extra de antioxidantes al organismo, equivalente a tomar al menos una ración más de verdura al día. Por otra parte, la Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria (AFSSA) publicó también recientemente otro estudio en el que llegaba a la conclusión de que los alimentos ecológicos presentan mayores contenidos en minerales como hierro y magnesio (tomate, lechuga, zanahoria, cebolla), en vitamina C (patata, puerro, col y apio), de antioxidantes como beta-carotenos en tomates y zanahorias; y de múltiples fitoquímicos en manzana, melocotón, naranja, cebolla, tomate, patata, pimiento, aceite de oliva (compuestos fenólicos), vino (resveratrol) y tomate (ácido salicílico).

El valor de la agricultura ecológica tiene muchas dimensiones. No solo se trata de una manera de certificar la calidad de los productos. Se refiere también a que esos productos han sido producidos de una manera respetuosa con el medioambiente, que están libres de contaminantes y de residuos.

En cualquier caso, no debemos olvidar que la alimentación saludable no depende solo de cantidad de nutrientes, ni siquiera de la calidad de los productos individuales que consumimos. Es un todo, el que cuenta la forma en la que consumimos los productos, las cantidades, cómo los combinamos, todo ello en función de nuestro propio estado de salud individual.

En Biosabor, además, te facilitamos el camino hacia tu salud ya no solo al ofrecer alimentos frescos y naturales sino que, además, aportamos valor y conocimiento en nuestros productos de V gama, presentándote preparados saludables, de origen ecológico y calidad contrastada, con todo el sabor. Alimentos funcionales en su envoltorio original, y combinaciones de estos ya preparados, como nuestros gazpachos y zumos, para que puedas consumirlos en cualquier momento.

REPORTAJE A LAS INSTALACIONES DE BIOSABOR

 

Razones para enamorarte de las frutas y verduras ecológicas

Razones para enamorarte de las frutas y verduras ecológicas

love-is-everywhereSi aún no amas las verduras este es el mes de empezar a hacerlo pues no solamente sus formas y colores lo merecen sino todas las bondades que cada uno de ellos aportan a la salud, siempre amplificadas si las escoges ecológicas. En Biosabor estamos totalmente enamorados de las frutas y las verduras y más aún de las ecológicas, por eso os queremos regalar por  San Valentín motivos por los que merece la pena descubrirlas y comprometeros con ellas para toda la vida:

Las agruparemos por colores para que resulte más fácil identificar sus propiedades a primera vista:

Los frutos rojos como la granada, fresa, sandía, tomate, pimiento rojo o frambuesa tienen numerosas sustancias químicas que además de ser responsables de su color les hace ser beneficiosas para la salud. Entre estos beneficios se destaca el ayudar a mantener un corazón sano, favorecer el buen funcionamiento del sistema urinario y de la próstata gracias a la acción del licopeno, molécula principal en el tomate y sandía sobre todo en los frutos más maduros.

Las sustancias químicas  de frutos morados como las uvas, moras, ciruelas, arándanos, col lombarda, berenjenas o la remolacha, tienen la peculiaridad de ser muy antioxidantes y en consecuencia pueden prevenir la aparición de enfermedades relacionadas con el corazón y algunos tipos de cáncer. La ingesta de alimentos ricos en antioxidantes puede ayudar a contrarrestar el exceso de los temidos radicales libres que normalmente son generados por una mala alimentación, sedentarismo, estrés o seguimiento de tratamientos farmacológicos.

depre1

El verde vivo que caracteriza al kiwi, brócoli, aguacate, espinaca, pimiento y habichuelas verdes, proviene de la clorofila y nutrientes específicos que ayudan al mantenimiento de huesos, dientes y encías sanas, son también importantes durante el embarazo e incluso se está estudiando que algunos como el brócoli puedan ser beneficiosos en el cáncer. Los famosos Smoothies verdes tienen su origen en estas propiedades atribuidas a los vegetales verdes.

Los de color naranja, debido especialmente al famoso caroteno, como la zanahoria, papaya, caqui, mango, melocotón o el pimiento amarillo, se encargan sobretodo de mantener una buena visión, favorecer los procesos de cicatrización y retrasar la oxidación de la piel. También ayuda al bronceado a la vez que protege la piel, ahora bien cuidado con los aceites de zanahoria para bronceado rápido que pueden quemar la piel, se recomienda comer los alimentos ricos en caroteno y que una vez dentro ejerzan su acción.

alimentos blancos

El color blanco representa al sistema inmune, las defensas de nuestro cuerpo, por tanto todos los alimentos de este color como el champiñón, esparrago, coliflor, ajo o cebolla que previenen las infecciones, ayudan a combatirlas y reducen la formación de coágulos en sangre. Tener un sistema inmune fuerte será fundamental para combatir cualquier enfermedad de una forma más eficiente y rápida. Sobretodo en los cambios de estación y periodos de desgaste físico intenso o estrés.

El color marrón en los alimentos (el chocolate no cuenta) normalmente es debido a la fibra y nos lo encontramos en todos los productos integrales, en particular el pan integral, arroz integral, avena, algunas frutas y verduras y legumbres. La fibra ayuda al tránsito intestinal favoreciendo la eliminación de sustancias tóxicas y potencialmente cancerígenas que se van acumulando en el intestino, al evitar que se absorban.

Si a esto le sumas la elección de ecológico estarás evitando todos los químicos y pesticidas que puedan llegar a tener los vegetales, obteniendo un beneficio seguro para la salud de toda la familia.

Ama las frutas y las verduras y te estarás amando a ti mismo

39346-recetas-de-verdura-para-ninos-faciles-y-apetitosas-bien

Alimenta tu estado de ánimo

Alimenta tu estado de ánimo

Con el fin de las rebajas llega la ropa de nueva temporada y con ella el recuerdo de la  primavera. Normalmente esto coincide con los meses de más frío (cambio climático  a parte) y bajón post fiestas.

flor hielo

Por esto durante el periodo de finales de invierno y principio de primavera  se dan tantos casos de “astenia primaveral”. Esta recoge un conjunto de síntomas parecidos a los de la fatiga crónica o depresión pero menos intensos y de menor duración. Suele aparecer después de navidades y generalmente desaparece con la llegada de la soleada primavera.

En los periodos cuando nos sentimos con menos energía y ganas para seguir la rutina diaria, hay ejercicios y alimentos que pueden ayudarnos a dar un empujón a esta situación.

Cada vez son más los estudios que apoyan como el seguimiento de una dieta mediterránea puede reducir la posibilidad de padecer enfermedades crónicas, como por ejemplo la depresión.  En particular existen nutrientes de los alimentos  que juegan un papel importante en su fisiología:

  • Vitaminas que se ven disminuidas en situaciones de estrés y que será fundamental mantener unos buenos niveles en los momentos bajos:

 

Vitamina B6 atún claro > patata > plátano > guisantes > aguacate > pimiento rojo o verde
Vitamina B3 pechuga de pollo > atún claro > pez espada/emperador > maíz > guisantes
Vitamina C pimiento rojo > verde > brócoli > naranja > coles de Bruselas > papaya > kiwi

 

  • Glutamina, precursor del GABA involucrado en la relajación: proteínas de buena calidad > semillas de algarroba, lactobacillus casei, pan naturalmente fermentado.

diapositiva3

  • Fibra, precursora de glutamina: judías blancas > garbanzos = lentejas > alcachofa > coles de Bruselas > brócoli > guisantes > kiwi > zanahoria > manzana = naranja. El gazpacho también es buena fuente de fibra, y mejor ecológico.

 

  • N-acetil cisteína, potente antioxidante: todas las proteínas de buena calidad, cereales integrales, frutos secos.

 

  • Pescado azul, contiene omega 3 imprescindible para mejorar la memoria y proteger las células del cerebro: caballa > arenque > salmón > trucha > atún > gamba.

sardines

No solo es importante lo que se come, sino también lo que no se come. Por esto será de igual importancia reducir el consumo de azúcar blanca, grasas saturadas o harinas refinadas que harán el cuerpo más pesado y en consecuencia la mente.

A pesar de todos estos factores, la principal responsable, de alterar el estado de ánimo de un ser humano es la serotonina. Esta hormona es producida en el cerebro desde el aminoácido triptófano. Su función en el organismo es amplia pues, además de ser responsable del estado de ánimo, está involucrada en diferentes mecanismos como la regulación de la temperatura corporal, la sexualidad, el humor, la ira, la agresión, el apetito e incluso el sueño. Esto último se debe a que el mismo aminoácido que sintetiza la serotonina, el triptófano, también sintetiza la melatonina, y entre ambas conforman un ciclo día/noche en el que una activa la desactivación de la otra. La melatonina se activa con la oscuridad y la serotonina con la luz del día. De esta forma, cuando la serotonina se activa y se elevan sus niveles en sangre con la luz de la mañana, la melatonina disminuye los suyos para permitir despertar un nuevo día.

puesta de sol

Por esto es tan importante, sobre todo en personas con estados de ánimo vulnerables, respetar los horarios de sueño, pues tanto el estar despierto durante la noche como el estar durmiendo durante el día puede alterar los niveles de ambas (y otras) sustancias en sangre y predisponer ya no solo a la astenia primaveral, sino a la depresión.

Por último recuerda comer en compañía siempre que sea posible, pues la soledad agrava este cuadro. También mantenerte en actividad con deporte y en el día a día ayudará a subir el ánimo.

Afrontar las alergias alimentarias con ecológico y sin miedo

Afrontar las alergias alimentarias con ecológico y sin miedo

Alimentos ecológicos: sanos y naturales.

El pasado domingo tuvimos la oportunidad de asistir a un evento organizado por la asociación andaluza de alérgicos Avanzax, donde aprendimos y enseñamos mucho a cerca de cómo es la vida para alguien que se arriesga a sufrir un choque anafiláctico por tocar un huevo.

Entre las más frecuentes destacan la alergia a la leche, al huevo y al gluten, predominando la primera. Un diagnóstico de alergia o de intolerancia a la lactosa (¡ojo: no confundir ambas!),  suele generar una reacción de pánico y miedo por el crecimiento en el caso de los niños, y de osteoporosis en el caso de la tercera edad.

El caso es que forzosamente hay que buscar una alternativa ,y en la mayoría de los casos esto  puede llevar, si se hace correctamente, a encontrar alimentos mucho más sanos que, de no ser por este diagnóstico, tal vez no se habría buscado. A la vez que se procuran alternativas donde encontrar los nutrientes necesarios, se buscan aquellos alimentos más naturales que no contengan nada que pudiese agravar la situación o generar nuevas alergias. Este es el motivo de que se suela recurrir al ecológico como elección segura y natural.

De hecho, cada vez son más los profesionales de la salud y la gastronomía los que apoyan esta iniciativa. Sin ir más lejos, el año pasado en la cuarta edición del Salón de Productos y Servicios para Alergias e Intolerancias Alimentarias (SalAIA) de Madrid, los chefs Joaquín Felipe, Jesús del Cerro y Javier Brichetto realizaron demostraciones en vivo de platos con seleccionadas materias primas ecológicas, especialmente adaptadas y pensadas para las personas afectadas por intolerancias alimentarias y alergias.

Volviendo a la preocupación por no poder tomar lácteos, cabe recordar que cada vez son más las personas que eligen no consumirlos por convencimiento personal, no por enfermedad, y que en la prehistoria, durante 100.000 generaciones, el ser humano nunca tomó leche y no tenía derivados de la soja como alternativa.

Hoy día existen muchos alimentos donde podemos encontrar los nutrientes que componen la leche. La naturaleza es sabia y tiene distribuidos todos los nutrientes esenciales para el hombre a lo largo de múltiples productos, incluso suficientes para no tener que usar productos industriales “sin lactosa”.

 

Productos naturalmente sin lactosa

–          Bebida de soja, arroz, avena, quinoa, kamut, almendras, avellana, espelta o chufa. La mayoría vienen ya enriquecidas en calcio.

–          Margarina de soja, mejor utilizar aceite de oliva virgen en su lugar, tempeh o tofu en sus diferentes formatos.

–          Crema de soja, almendra o coco como alternativa a la nata.

 

A tener en cuenta

–          Asegurar que se comen a diario alimentos con calcio .independientemente de la fuente de donde provenga.

–          Hacer ejercicio aeróbico y tomar alimentos con vitamina D favorece la absorción de calcio.

–          Los alimentos con mucho fósforo y fibra dificultan la absorción de calcio.

 

Cada vez hay más niños con alergias a los lácteos.
La alergia o intolerancia a lactosa o proteínas de la leche no debe suponer un problema nutricional.

 

Con respecto a aquellos que sin embargo no pueden consumir (bien por alergia o por intolerancia, que no son lo mismo) productos con gluten, el problema realmente es más cultural que nutricional. Socialmente están muy extendidos los productos con gluten, sobre todo por la textura y posibilidades culinarias que ofrece, pero nutricionalmente no aportan nada que no tengan otros cereales o alimentos.

Cereales naturalmente sin gluten

– Arroz, maíz, tapioca, quinoa, trigo sarraceno o alforjón, mijo, sorgo y amaranto.

– Los hidratos de carbono los podemos obtener también en verduras, frutas y legumbres.

 

En definitiva, con el conocimiento y el asesoramiento oportuno, son muchas las opciones que nos permitirán alimentarnos correctamente y sin sufrir deficiencias en el caso de sufrir alguna restricción alimentaria. Además, estas suponen muchas veces una oportunidad, para descubrir nuevas opciones en la cocina y llevar una vida más sana y más ecológica.

 

 

 

Zumos de verduras, tus 5 al día sin preocuparte del azúcar

Zumos de verduras, tus 5 al día sin preocuparte del azúcar

Con el ruido de las alarmas sanitarias que alertan sobre la obesidad y sus enfermedades asociadas, se despierta una nueva era preocupada por la alimentación y que busca maneras de consumir un aporte suficiente de frutas y hortalizas.

“Suficiente” hoy día podemos considerar que son cinco piezas de fruta y verdura al día, idealmente en forma de alimento fresco. Por suerte o por desgracia, la rutina cotidiana no deja mucho tiempo y la industria alimentaria ofrece cada vez más alternativas para poder consumirlas de manera fácil y rápida en zumos, smoothies, batidos, etc. Ahora bien, ¿son todos ellos tan sanos? ¿Son igual que tomar la fruta y la verdura fresca?.

shutterstock_260305307

Para saber cuánto de saludable es un zumo envasado lo principal será ver el porcentaje de fruta o verdura que contiene y la cantidad de azúcares que tendría un vaso. El gran problema de los zumos de fruta envasados es que contienen mucho azúcar y cada vez más se están dando a niños pensando que “así toman fruta”, cuando realmente el porcentaje de esta es muy bajo y el de azúcares muy alto.

Respecto al porcentaje, un reciente artículo afirmaba que para alcanzar el consumo recomendado de fruta, 400 gramos/día, sería necesario consumir más de 53 yogures de 125 gramos (contienen una media del 6 % de fruta), o beber 30 latas de 33 cl de bebidas refrescantes (con una media del 5 %).

En lo referente al azúcar un estudio británico evaluó 57 bebidas, dirigidas sobre todo a consumo escolar, y encontró que tenían la misma cantidad de azúcar que una lata de cola (unas 9 cucharadas). La cantidad de azúcar añadido en los zumos está siendo recientemente sometida a revisión, de hecho en España desde 2013 está prohibido su uso en estos productos, pero aun así el concentrado de fruta puede alcanzar elevadas cantidades.

Smoothie de frutas y Zumo de manzana
Smoothie de frutas y Zumo de manzana

La buena noticia es que con los zumos de vegetales no ocurre lo mismo, pues estos tiene mucho menos azúcar de manera natural con igual o mayor concentración de nutrientes beneficiosos para la salud.

Gazpacho sin pan ecológico
   Gazpacho sin gluten ecológico

Por ejemplo, el gazpacho se considera un zumo vegetal con un elevado contenido en diversos antioxidantes y muy bajo en azúcares. El zumo semi-vegetal de tomate y granada, aún con menos azucares que un zumo de fruta convencional, combina los beneficios preventivos de la granada frente a enfermedades del corazón, colesterol, cáncer o envejecimiento, con el tomate y su acción antioxidante preventiva de cataratas e hipertensión, entre otras. Además, aún queda mucho por descubrir de los beneficios asociados a la acción conjunta de ambos.

Zumo de tomate y granada ecológico
   Zumo de tomate y granada ecológico

El zumo de tomate cherry, todavía poco conocido, tiene una concentración en antioxidantes muy superior al resto, pues se está estudiando la posibilidad de que debido a su tamaño los nutrientes puedan concentrarse de una forma mayor a la del tomate convencional.

Zumo de cherry ecológico
Zumo de cherry ecológico

También hay que recordar que la elección de ingredientes ecológicos reforzará la apuesta por la salud en los hogares.

Por tanto una buena alternativa a tomar la cantidad diaria recomendada de fruta y verdura, cuando no sea posible hacerlo en forma de fruta fresca, que siempre será la mejor, esté en los zumos de verdura y mezcla de fruta con verdura para reducir la cantidad en azúcares que, de no controlar su consumo, podrían acarrear problemas dentales en niños y otros más allá de la obesidad en adultos.